Realicemos el siguiente experimento: Coloquemos dentro de una olla a presión agua, verduras y especias a gusto, y a fuego lento lo dejamos cerca de diez años. Hasta el cocinero mas amateur conocerá el resultado.  Esa ebullición generó una explosión en la Trastienda. Cada minuto pasado de las 21hs, que era la hora citada, se convirtieron en décadas. El show comenzó antes de lo previsto con el canto a coro del público, con sala llena, de diversos temas que marcaron huella en la historia de la banda. A la hora de salir a escena se pudo notar mucha emoción en los músicos y la referencia a Ossie no pudo faltar. A mi entender, este fue el desafío mas importante de la banda: evitar la ausencia de un frontman particular que, además, era vocalista excluyentemente. Todas las miradas iban a ir a Marcos quien, sin mediar mucha palabra extra, cumplió el rol a la perfección. Gabriel, en una nota exclusiva a CuatroCuarenta nos contó que éste no era un regreso de la banda. Ahora, este cronista quisiera decirles a cualquiera de los ejecutantes del pasado sábado 12... muchachos, no regresen a la vida a Bufón si no quieren, pero quedó en claro que ustedes tiene que seguir haciendo música. Hasta la vuelta...

 

 

Fotografía y crónica: Javivi Rivero

Lugar: La Trastienda

Fecha: 12/05/2018

gallery/15203300_631116890394136_4769382613829970362_n

Bufón

La Trastienda