Ayer no fue un día más, la lluvia paró para dejar paso a las “Aguas” que trajo Perotá Chingó al Teatro El Galpón. Después de 2 años sin pisar tierras uruguayas, el dúo argentino, desplegó toda su magia en el escenario.

Demostraron que sigue intacta la esencia de aquellas chicas que un turista grabó por casualidad un verano en Cabo Polonio, transformándose después en un grupo consolidado y en constante crecimiento.

Entre sonidos de cascada y el cantar de pájaros se fue acomodando el público en sus butacas, ansiosos por escuchar a esas dulces y potentes voces, cerrar los ojos y viajar. 

El inicio del show le tocó a Rodrigo Odriozola, conocido más como Toto Yulelé, haciendo un breve recorrido por su disco “De cuando aluminé”, cautivando por la musicalidad y la forma de narrar cotidianeidades tan cotidianas.

Luego, durante 2 horas que parecieron minutos, Julia y Dolores junto a Martín Dacosta en percusión y Andrés Villaveiran en teclado y voz, presentaron los temas que conforman su último trabajo discográfico “Aguas”. 

Además, los acompañó Diego Cotelo, el primer guitarrista del grupo. Y como si fuera poco, de yapa, estuvieron los vientos y la viola de La Abuela Coca haciendo “La complicidad” y la versión de “Se duerme”. 

“Rie chinito” fue la canción que inició sus carreras y la elegida para cerrar una noche donde las vibraciones se complementaron.

 

Fotografía y crónica: Paola Ferreira

Lugar: Teatro El Galpón

Fehca: 12/04/2108

gallery/15203300_631116890394136_4769382613829970362_n

Perota Chingó

Teatro El Galpón